Hipertensión y Diabetes

Artículo hipertensión y diabetes asociación colombiana de diabetes

Existe una elevada prevalencia entre las personas con diabetes y la hipertensión arterial (HTA), más del 50% de quienes tienen diabetes, tienen hipertensión.

La HTA es un gran factor de riesgo para el desarrollo de nefropatía diabética y las complicaciones propias como cardiopatía hipertensiva, accidente vascular cerebral, retinopatía y complicaciones macrovasculares con gran incidencia en cardiopatía coronaria, accidente vascular cerebral (AVC) y enfermedad arterial oclusiva de extremidades inferiores.

El control de la presión arterial es fundamental, no solo para prevenir las complicaciones propias de la hipertensión arterial sino, además, para prevenir aparición y progresión de nefropatía diabética (daño riñones).

Tomar los medicamentos antihipertensivos recomendados por el médico será la clave para bajar y lograr mantener la presión arterial en 120/80 mmHg aunque, los últimos estudios comprueban que una persona que pueda bajar de peso, diez kilos, logrará estabilizar su TA, bajar la dosis del medicamento y hasta no tener que tomarlo, por supuesto bajo la guía y asesoramiento médicos.

Presión arterial normal: Valores menores a 120/80 mmHg

Presión arterial elevada: Presión Sistólica 120 a 129 mm Hg y Diastólica por debajo de 80 mmHg

Hipertensión:  Sistólica130 y 139 mm HG.  Diastólica, entre 80 y 89 mm Hg

Valores más altos de 140/90 se consideran hipertensión arterial grave y arriba de 180/120 mm Hg es recomendable asistencia médica o acudir al hospital de inmediato.

Si tienes más de 60 años, si tienes diabetes, vigila tu tensión arterial.

Comparte esta noticia en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Llamar